Obtén tu libertad con nuestro coche adaptado para discapacitados.

 

hr

Incluye:

  • Matricula
  • Libro
  • Coche adaptado
  • Test de examen
  • Test por ordenador
  • Test por internet
  • Clases teóricas ilimitadas
  • Asistencia personal en examen teórico

Clase Circulación (45 Min)

PRUEBAS A REALIZAR

  • Examen Teórico
  • Examen Práctico

Vuelve a conducir reconvirtiendo tu carnet de conducir con las adaptaciones necesarias. Te ayudamos a conseguir tu nuevo carnet con clases prácticas con un vehículo automático adaptado a tus necesidades.

Te enseñamos individual y personalmente con nuestros mejores profesionales.

No te preocupe de cómo acudir a la Autoescuela Ruta 66 Gandia, nuestros profesores acuden a tu domicilio a la hora concertada para dar la clase práctica con vehículo Automático y te llevarán a casa cuando termines.

Servicio para la zona de Gandia y la Safor, ponte en contacto con nuestro equipo para empezar cuanto antes a conducir de nuevo, y lograr la independencia que necesitas.

Contáctanos en nuestro formulario para que inmediatamente nos pongamos en contacto contigo.

Las personas con discapacidad física lo tienen más difícil para poderse poner al mando de un volante, no tanto por su discapacidad, sino por el esfuerzo económico que les supone adaptar su vehículo y por la dificultad a la hora de encontrar un centro formativo donde aprender a conducir.

Los vehículos adaptados

Existe un gran mercado especializado en la adaptación de coches para salvar distintas minusvalías, pero todo el peso económico recae en el conductor del coche que se va a modificar.


Entre las modificaciones más solicitadas están:

  • Aceleradores mecánicos y electrónicos en el volante. Se coloca un acelerador sobre el volante para las personas sin movilidad en los miembros inferiores
  • Frenos a un lado del volante. Con ellos el frenado es gradual, dependiendo de la fuerza con que se accione. También hay el equivalente al freno de mano en forma de botón, pensado para quienes no tienen fuerza en los brazos.
  • Controles de servicios. Pueden cambiar la posición habitual de los controles (por ejemplo, del mando de los intermitentes o las luces) o aunar todos los controles en un único mando, de modo que se puedan manejar todos los servicios con un solo dedo.
  • Inversores de pedales. Los pedales se pueden colocar de la forma que resulten más cómoda para el conductor.

Las autoescuelas

Aprender a conducir es otra de las dificultades a las que se presentan las personas con discapacidad, en España hay pocas autoescuelas que incluyan cursos específicos para discapacitados físicos, y menos todavía que se dediquen exclusivamente a ellos.

Algo frecuente es que una autoescuela que no posee coches propios adaptados sí acceda a dar clases a alguien con discapacidad, a condición de que el alumno ponga su coche a disposición, por lo que el cliente debe invertir en un vehículo sin tener garantías de que aprenderá a conducirlo. Esta situación ha provocado que algunas organizaciones de apoyo a las personas con discapacidad compren vehículos modificados y se los presten a las autoescuelas para las clases prácticas.

Afortunadamente también existen autoescuelas especializadas en el sector y que se dedican exclusivamente a dar clases a personas con discapacidades físicas. En estos casos, sí están muy preparadas, tanto en material gráfico y teórico, como en la infraestructura de su parque de automóviles para realizar las prácticas. Aunque este tipo de autoescuelas aún son pocas y no están disponibles en todas las Comunidades Autónomas

hr

Contactar